El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   
Recibe su nombre del pequeño pueblo de Morbier en Francia. Se fabricaba originariamente por pastores de las montañas en sus propias granjas.  
 
Características Origen Historia Consumo
 
Recetas
     Crema de calabaza y Morbier
     Ensalada crujiente Morbier
     Pie Crunch Morbier y jamón
     Tostadas Jura
 
Tabla Nutricional
INFORMACION NUTRICIONAL
Porción: 30 g -(1 feta)
 
Cantidad por porción
% VD (*)d

Valor energético
Carbohidratos
Proteínas
Grasas totales
Grasas saturadas
Grasas trans
Fibra alimentaria
Sodio

100 Kcal. = 420KJ
0 grs.
7 grs.
8 grs.
6 grs.
0 grs.
0 grs.
794 grs.
5
0
9
14
27
----
0
33
(*) Valores Diarios con base a una dieta de 2.000 Kcal. u 8.400 KJ. Sus valores diarios pueden ser mayores o menores dependiendo de sus necesidades energéticas.
CONSERVACIÓN:
Mantener refrigerado por debajo de 5º C.
 
Packaging
 
 

Fabrica OSCAR ALBERTO BONETTO
Planta Industrial: La Laguna-Córdoba-Argentina
Establecimiento inscripto en SENASA Nº X-I-05157.

Administración y Ventas:
Mendoza 1741- Tel./Fax (54-353) 453-3258
C.P. X5900AKQ – Villa María - Córdoba- Argentina

info@quesosbonettoprevert.com


CAMEMBERT BRIE MORLAG RACLAG
Empresa Ubicación Contacto

 

CARACTERISTICAS

Se elabora con leche cruda de vaca, de pasta prensada no cocida. El porcentaje de materia grasa es del 45 % como mínimo y el porcentaje de humedad del queso desgrasado es del 67 % como máximo. Su textura es cremosa y suave.
Tiene un ligero sabor afrutado, cremoso, con dejo a nuez, que se ve influenciado por una línea de ceniza.
La pasta es semiblanda, mantecosa y elástica. Puede presentar ojos y lleva una línea de cenizas de carbón vegetal. Su color es marfil a amarillo pálido.
El interior presenta dos capas de pasta, separadas por una línea negra horizontal.
Aroma de heno fresco, acre, como a levadura.
Tiene un ligero sabor a nata. En origen, las dos capas de queso tienen un gusto ligeramente diferente, siendo la de leche vespertina más frutal que la de la mañana.
Esta es la característica sobresaliente del Morbier. Se hace al cortar las piezas por la mitad, horizontalmente, cuando están recién elaboradas, con un cuchillo previamente espolvoreado con cenizas de carbón que le otorga delicadas notas de ahumado y acre.
La corteza es natural, lisa y homogénea. Se forma exclusivamente frotando la superficie con agua salada a la que pueden añadirse fermentos lácticos. Su coloración oscila entre gris claro y beige anaranjado.
La maduración del queso se prolonga como mínimo durante 45 días a partir del día de fabricación, y se realiza a una temperatura comprendida entre 7º y 15º C.
Tiene forma cilíndrica con caras planas y canto ligeramente convexo.
Su peso varía entre 5 y 8 kg, su diámetro entre 30 y 40 cm y su altura entre 5 y 8 cm.

NUESTRA VERSIÓN:

El típico queso de montaña Morbier Pré Vert, presenta una pasta de color amarillo pálido dividida por una capa de hollín o de carbón vegetal. Su corteza es lavada diariamente con sal y vino blanco durante dos meses, lo cual le otorga su sabor exclusivo. Se presenta en hormas cilíndricas de 4.5 kg. a 5,5 kg. aproximadamente.

Es un queso francés, proveniente del Franco-Condado, que está situado en el departamento de Jura a unos 15 kilómetros de la frontera con Suiza. Su producción está documentada desde el siglo XVIII.

Este queso se ha elaborado tradicionalmente con dos capas, separadas por ceniza. Cada una de las capas provenía de un ordeñe diferente: el vespertino y el matutino. La capa inferior provenía del ordeñe matutino y la superior del vespertino. El proceso fue desarrollado cuando los granjeros aislados no podían hacerlo llegar al pueblo. No había leche suficiente para llenar todo el molde, así que lo llenaban hasta la mitad con la leche de la mañana, lo espolvoreaban con ceniza de madera para evitar que se formase una corteza, y luego le añadían leche por la tarde. La ceniza se traía del fuego de los queseros y se echaba sobre la cuajada para protegerla de los insectos. Hoy en día no se hace distinción de ordeñes, teniendo la ceniza un efecto meramente estético como recuerdo de la antigua práctica. Los primeros registros del queso Morbier datan de 1795, cuando hablan de un queso grasoso de 8 a 10 kg. llamado "Pequeño Morbier".

Se puede comer en sándwich, en tabla de quesos, para desayunar, o fundir. El mejor acompañamiento para un buen queso es pan fresco crujiente pero también las tostadas, los grisines, las galletas de cereales, las rebanadas de manzana, las uvas y las aceitunas. En la cocina, la sutileza y la suavidad de un queso Morbier, lo hacen el personaje apreciado. Asociado con fruta, comida campestre o una ensalada, se presta a todos los juegos y todos los deseos culinarios. Consumir a temperatura ambiente.

VINOS
Por su sabor delicado conviene acompañarlo con vinos tintos de gran calidad y mayor edad. Blancos afrutados o tintos con carácter. Syrah, Pinot Noir, Riesling o Champagne.